CORRECTIVO PARA EL TRES CANTOS ANTE EL COLMENAR  

TRES CANTOS C.D.F. “A”: Iván Villar; Gerard, Rubén Muñoz, Rubén González (Kiko ´60), Jesús (Joaquín ´60); Emilio, Galiana, Carlos; Koné, Emilio, Bustamante (Gabri Serrano ´78); Palencia.

A.D. COLMENAR VIEJO “A”: Kevin; Nevado, Ivo Shamov, Castillo, David; Huertas, Maillo (Christian ´87), Xabier, José Manuel; Sergio (Víctor Novo ´89), Llorente (Anto Santos ´73).

GOLES:  1 – 0 Palencia (´9); 1 – 1 Huertas (´32); 1 – 2 Llorente (´47); 1 – 3 José Manuel (´56);      1 – 4 David (´83); 1 – 5 Anto Santos (´88).

ÁRBITROS: George Cristian Neme, Mario Martín-Consuegra Díaz y Florin Wespasian Moraru. 

 

Se presentaba el derbi serrano con una clara desigualdad favorable, en este caso, al equipo local del TRES CANTOS por muchas circunstancias, en primer lugar los tricantinos habían sacado 11 puntos de los últimos quince posibles mientras los visitantes habían sacado uno, los locales estaban fuera de los puestos de descenso por un margen sustancial, 12 puntos, mientras a los colmenareños se les presentaba una de las últimas ocasiones de sus escasas posibilidades de conservar la categoría y además a los pocos minutos de comenzar el encuentro Palencia aprovecha un pase de Bustamante y librándose de David envía una vaselina ante la salida de Kevin poniendo por delante a los suyos en el marcador.

Pero todo esto no fue más que una ilusión que duró exactamente eso, los diez minutos que tardó Palencia en marcar ya que a partir de aquí, los jugadores visitantes se pusieron el mono de trabajo y los locales parecían haber entrado en un periodo en que ya lo tenían todo hecho, grave error como se demostraría a lo largo y ancho de encuentro.

No obstante en el primer periodo el juego se mostró hasta cierto punto equilibrado y los visitantes no lograban igualar el marcador hasta el minuto 32 cuando Huertas aprovecha un pase atrás de Sergio, vaya partido el suyo, y lanza duramente al triángulo metálico de la escuadra derecha de la portería defendida por Iván rebotando el esférico y volviendo al campo dando, durante unos instantes, la sensación óptica de que había dado en el palo pero tanto el Sr. Neme como su ayudante estaban perfectamente colocados y apreciaron la validez del gol como no podía ser de otra manera.

El comienzo de la segunda parte marcó lo que iba a ser el devenir del partido, a los dos minutos de la reanudación Emilio efectúa un saque de esquina favorable a los locales y la recuperación del balón por parte de Sergio hace que los colmenareños organicen una contra perfecta cuando éste lanza a Huertas llegando al área para encarar a Iván Villar y ceder el esférico a Llorente para que marque a placer a pesar de la oposición de Jesús que fue el único local que logró llegar a defender.

A partir de aquí el juego fue un quiero y no puedo tricantino intentando enviar al área visitante lanzamientos, bien desde los extremos bien mediante centros de saques de esquina o de faltas, para intentar aprovechar la altura de los centrales que subían a su remate y coger algún balón que les permitiese la igualada, como la más clara que tuvo Palencia al rematar de cabeza un saque de esquina efectuada por Emilio en el minuto 51 y que Kevin se vió obligado a enviar otra vez a córner en su mejor intervención de la mañana.

Tenía el TRES CANTOS un falso dominio del esférico pero no era más que un espejismo ya que los colmenareños dejaban hacer hasta la mitad de su propio campo para desde allí lanzar rapidísimas contras que ocasionaban gran peligro y así fueron cayendo los goles sin que el equipo tricantino supiese poner remedio.

El tercer gol del COLMENAR llegaba en el minuto 56 tras un centro desde la derecha de Huertas que José Manuel remataba de cabeza enviando el esférico al fondo de las redes, el 4 a 1 lo materializaba David culminando otro contraataque llevado a cabo ésta vez por José Manuel que habilitaba al lateral visitante para que éste marcase con un fuerte disparo con pierna izquierda y por último el quinto y definitivo lo conseguía Anto Santos al aprovechar un saque de banda realizado por Nevado que le deja solo ante Iván Villar y la bate por alto, lo que da una muestra de la falta de concentración de los jugadores locales.

Un resultado que es un tanto excesivo para los merecimientos de unos y de otros pero que, ante el dominio infructuoso del equipo tricantino, los visitantes dieron una lección de efectividad logrando hacer una manita merced a la peligrosidad de sus delanteros y, por qué no decirlo en éste partido, el desacierto del equipo local que si algo había demostrado en los últimos cinco encuentros, en los que solamente había visto su meta perforada en una ocasión y fue de penalti, era su solidez defensiva.

De cara a la situación en la tabla, el equipo tricantino sigue en la misma posición que en la jornada anterior ya que los doce puntos que sacaba al conjunto que marca el descenso siguen siendo los mismos y resta una jornada menos para conseguir el objetivo de conservación de la categoría que se tenía al principio de temporada.

 

CRÓNICA REALIZADA POR PRIMA